Envíos Gratuitos

Pollo Crujiente con Ajonjolí | ¡Te Mostramos Cómo Prepararlo!

El ajonjolí es una semilla cargada de beneficios para nuestra salud gracias a sus altos niveles de omega 3, fibra y potasio. La ingesta regular de esta semilla puede mejorar la salud de nuestro tracto digestivo y sistema circulatorio.

Si estás buscando formas creativas de incluir esta poderosa semilla en tu dieta, en este artículo queremos mostrarte una deliciosa receta que está para chuparse los dedos. Para crearla, necesitarás pollo, ajonjolí y muchas ganas de divertirte. ¡Sigue leyendo!

Puedes leer también: Los beneficios del ajonjolí para incluir en tu vida.

Pollo crujiente y lleno de nutrientes

El pollo crujiente con ajonjolí es fácil de preparar. Esta receta tiene un origen asiático –China y Tailandia–, una cultura que es conocida por confiar en los beneficios y la magia de semillas como la de chía o la de ajonjolí.

Si bien la cocina asiática es popular por su explosión de sabores, en especial los picantes y ácidos, ¡no hay por qué preocuparse! Pues esta receta es suave pero llena de los nutrientes que necesitarás en una cena o almuerzo casual.

Ingredientes

  • 1 libra de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel (cortadas en tiras o cubos)
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Arroz blanco cocido para servir
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharadita de jengibre fresco
  • 1 diente de ajo picado
  • 2 cucharadas de semillas de ajonjolí

Preparación

  1. Mezclar en un bol mediano la salsa de soja, la miel, el jengibre y las semillas de ajonjolí. Asegúrate de que los ingredientes hayan quedado bien incorporados y deja la salsa reposar.
  2. Combinar en un bol grande el pollo y la fécula de maíz. Añadir a la mezcla sal y pimienta al gusto. 
  3. Calentar una sartén grande a fuego alto durante al menos 2 minutos. Agregar el aceite de oliva y el pollo a la sartén. 
  4. Saltear el pollo durante 5-6 minutos o hasta que esté dorado. 
  5. Agregar la salsa a la sartén y dejar que esta hierva a fuego lento durante 3 o 4 minutos, o hasta que la salsa esté espesa y pegajosa.
  6. Retirar el pollo de la sartén y espolvorear con más semillas de ajonjolí si deseas. 
  7. Servir el pollo con arroz blanco o fideos.

Confía en los beneficios del ajonjolí

Una vez hayas completado esta deliciosa preparación notarás el increíble aroma que el ajonjolí le aporta a este plato. Recuerda que la cantidad recomendada que debes consumir al día es de dos cucharadas; en buenas proporciones, estas pueden ayudar a controlar la diabetes y la pérdida de peso.

¿Quedaste con ganas de crear más preparaciones como esta? Visita el blog de La Herradura, encontrarás consejos y deliciosas preparaciones hechas con granos y semillas. También puedes seguirnos en nuestro Facebook e Instagram, allí conocerás más sobre nuestros productos.  

Carrito de compra